Buscar

elmenjunje

Haciendo un guiño a todo.

Autor

ciliaromero

Cilia Romero, nacida en Asunción Paraguay. Abogada por la Universidad Nacional de Asunción, se desempeña como Abogada en el área de Propiedad Intelectual. Actualmente se encuentra con cargo de coordinación de la Organización de Fomento a la Lectura Infantil "Contame un Cuento - Paraguay" y como Editora y Directora ejecutiva de Limaclara Ediciones, Buenos Aires - Argentina.

Raúl Escalante: comentarios de “Sobre Andamios y Tortugas” en el Cusco.

 

En ocasión de la presentación de la obra “Sobre Andamios y Tortugas” el día 9 de Setiembre de 2016 en el Cusco, fueron estos los comentarios del Escritor y Comunicador Social Peruano Raúl Escalante, quien fue parte de la mesa de presentación en la Casa de la Cultura de Cusco.

img-20160909-wa0044

Al leer: I, After-office, II, III, IV, El 35, …la arena y mis pies, V, VI, La caja, VII, La historia de Martín, Sobre Andamios y Tortugas, u VII (el poema sobre la flor de madera que tanto me gusta); nos encontramos  con relatos y textos líricos  rebosantes de: nostalgia, vigor, esperanza, recuerdos, alegría, sueños, lluvia, sol, arena mojada,  vientos, fragancias: fragancias seguramente únicas de aquella linda tierra del Paraguay (que dicho sea de paso, aún no he tenido el grato placer de conocer); pero como decía,  al bucear por las páginas del libro “Sobre Andamios y Tortugas” el lector se topa con historias y poemas impregnados de momentos de vida, en donde las sensaciones y las percepciones del mundo se trasuntan con mucho vigor, pero sobre todo, con gran amor.

Todos los elementos que he encontrado en el libro “Sobre Andamios y Tortugas” de la destacada escritora Cilia Romero, son innatos en un alma sensible dotada de  un riquísimo, creativo, e inquieto espíritu; como seguramente debe ser Cilia, quien esta noche a tenido a bien presentaron el bello texto que ahora tengo en mis manos. Pero como decía: este libro ha sido  escrito todo con amor, y ello es lo que se nota en cada una de sus páginas; ya sean líricas, o en prosa, o  en una interesante prosa lírica.

Quiero resaltar esto hasta pecar de redundante; este libro está hecho con amor, un amor universal… espiritual; y ese amor, es a mi parecer -en esencia- el móvil de cada uno de los relatos de este libro ¡Y ojo!, hay que decirlo: hacer literatura desde el amor no es fácil ni mucho menos gratis; pues  para crear arte desde el amor hay que atravesar por centenares de inevitables tormentas, holocaustos espirituales y avenidas del caos, donde nos topamos con las cosas del mundo de la vida para conocer de cerca al dolor, a la decepción, al sufrimiento, a la frustración,  o al ángel de la muerte; y así y solo así, desde ahí, es cuando se puede producir  buenas historias –con alma-, como ha sucedido con “Sobre Andamios y Tortugas”.

Dicho esto, quiero terminar mi participación en esta parte de los comentarios, leyendo “VIII”…

Me regaló una flor de madera, dice que para que dure.

-¿Para que dure cuánto?

-Hasta que se llene de polvo

-¿Cuánto polvo?

.Todo el que necesites.

Cilia, te deseo más éxitos en tu carrera literaria y así mismo invitó a los presentes a que lean este precioso libro.

Cusco, setiembre de 2016

Anuncios

Pobres batracios

Escucho a una amiga quejarse tanto de su vida sentimental, esperando tantas cosas que quizás yo, solo las aceptaría y esperaría en mi interior que alguna vez cambien o mejoren. Y de repente como una epifanía salen las palabras como bofetadas del tiempo. Se unen las lecturas, se recuerdan algunos textos y se derraman las palabras en mi hoja de word.

Pobres batracios.

Los hombres son simples de muchas maneras pero creo que la manera más simple que tienen es la forma de mirarnos. No nos inventan demasiado, nosotras en cambio padecemos del maldito síndrome de la redención.  Incluso cuando la realidad nos muestra de diversas maneras lo contrario, nosotras creemos con fe en el género, que podemos cambiar con la varita mágica de nuestro cariño las ausencias o debilidades del otro.

Los hombres no nos inventan tanto, porque probablemente no tienen esa necesidad. Decía una autora que no recuerdo ahora, que “por siglos se nos ha permitido a las mujeres apasionarnos solo con el amor, sin embargo los hombres pueden apasionarse con muchas otras cosas” El futbol por ejemplo.

Queda bien aquí también una frase genial de un cómico francés llamado Arthur que dice “El problema de las parejas es que las mujeres se casan pensando que ellos van a cambiar y los hombres se casan pensando en que ellas no van cambiar”.

Los cuentos para niños ya han graficado esto con tantísima antelación:

Nos pasamos la vida besando sapos esperando que se conviertan en príncipes. Pero los sapos son sapos no pueden trasmutar en nada. ¡Es tan injusto exigir a un pobre batracio convertirse en algo que no puede!. De manera que cuando pasa el tiempo, vemos que nuestro hombre sigue siendo hombre y no superhombre o quizás siendo un poco más objetivos, supersapo (?). Es entonces cuando nos llenamos de frustración y nuestros grandes ojos que antes eran focos con forma de corazón se convierten en grandes reflectores como esos que se usan en las salas de acusación policiacas.

Creo que es eso lo que los hombres temen, que cambiemos, que se nos llene de aspereza la mirada y por eso nos prefieren así, como somos y no nos reinventan tanto.

Un batracio es un batracio. Máximo puede alcanzar a ser Superbatracio pero hasta ahí llega la naturaleza evolutiva.

Al final todo es cuestión de genética.

Captura – Describe – Expone

Ayer iniciamos las clases del Taller de redacción creativa y fotografía documental “CAPTURA, DESCRIBE, EXPONE” en Vicoli Libros. La idea del taller es conjugar la creatividad mediante la narración y las imagenes, matizando la composición para darle mayor impacto a la historia.

Fotografiar no es simplemente capturar un momento ideal, es crear, es iniciar un proceso artístico que dibuja una escena y relata una historia. La escritura por su parte es la revelación del lenguaje de las imagenes, los sonidos, los aromas, de las esencias, los sabores que describen y a la vez dibujan la escena y la trama.

En la primera clase impartida, arrancamos con ejercicios que pretenden despertar todos estos puntos creativos. Desarrollamos la consigna del cerrojo, imaginándonos qué había detrás de una puerta cerrada y ausente de llave.

La práctica del ejercicio resultó en historias geniales que desde la primera clase ya marcaba el estilo de cada uno de los participantes.

image

Comparto con ustedes una de las historias de la noche:

Mirando por la cerradura. Escrito por Carlos Ojeda

Veo tus manos, llenas de callos e historias. Solamente imaginar que hicieron antes, me da pena y orgullo al mismo tiempo.

Cuando pasas frente a la cerradura, con diligencia en tus pies pero achaques en la espalda, veo que cargas montones y montones de remedios que van directamente a una bolsa de basura. Esa bolsa amarilla que esta casi llena de cosas que no son mas que recuerdos dolorosos.

La tarea sigue y sigue. Un cajón, la mitad a la basura.

Otro cajón, la otra mitad a la basura.

¿Puede uno botar los recuerdos que tanto tiempo esas manos se encargaron de velar?

Solo el tiempo lo dirá.

●●●

El taller tendrá una duración de 8 clases, que se distribuirán en clases de escritura y fotografía. Se culminarán las clases con una exposición en un centro cultural en donde se escogerá a la mejor propuesta de composición fotográfica y escrita.

Agua que corre

image

Gotas de lluvia pendiendo de un alambre,
de una rama, de una hoja.

Quietas,
como congeladas en el tiempo,
como sudor en la piel de las ranas.

Cae la lluvia en el monte,
mueven las hojas las gotas.
y mi cara de gotas se moja.

Huele a lluvia, a flor de coco, a viento sur y a agua que corre.
Corre el agua y en ella reposan miles de poros,
poros de agua misma que desde arriba baja y la toca de nuevo, 
suena el sonido de la caida,
de la apertura de esos miles de millones de poros,
que llenan mi cuerpo de calma.

Costa del Arroyo Yhaguy, Enero 2015

Lazos de mi pelo

Me partí en dos despuès de ti;
me dividí como se dividen los dias,
según las ganas que tengas de recordarme.
Elvira Sastre

Moja la lluvia mi cara,
vuelan las telas de mi falda, y el viento se lleva los lazos de mi pelo.

Vine hasta aquí para dejarla nadar y romperse en las olas, a mi alma loca  que no se sacia de vos.

Para que el viento la mueva y escriba en la arena nuevas historias sin rostros de vos.

Con la arena en los pies y el sol en la cara, el viento en la falda y  canela en la piel; me despido de vos , de mi alma que es tuya.

Para que no vuelva sin vos, para que no te toque sin mi.

Pantano cercano

Polvareda que pesa como arena mojada,
que huele a azufre,
sabe a nectar.

Que nubla ojos,
ensucia oidos.

Que crece y decrece en mi pantano cercano.

Sobrevuelan  tormentos.

Humedos, sonoros, oscuros. Pantano tan cercano que invita a oler olvido.

Tocan mis pies barro que se mete en las ranuras de mis uñas.

Quietas estan las sombras que escucho.

las huelo rehuir, buscar otros cuerpos.

las veo olvidar.

Y mientras la niebla se estira y baila en el vacío, algo se evapora mientras miro.

Ojos llenos de pus

No se puede vivir sin aire.
Sin alma.
Con el estómago vacío.
Con el terror en la garganta,
La mirada rasgada.
Con el quebranto de un niño.

A medida que voy volando bajo, la tierra sube a mi cara como pedradas de pecado para levantar la cara y volar màs alto.

Es el retorno de un día de muchas verdades que explotaron como una fruta madura, las emociones del vientre me tomaban de la cintura generando espasmos. Cuando en algún punto del retorno sube a mi bus un niño.

Mi garganta se lleno de espanto.

-¡Comprame mi coca! Por favor me salio un pus en el ojo, comprenme mi coca!

Trae consigo a lo sumo 7 años y a lo sumo también 3 cocas. Camina en medio de un pasillo lleno de indiferencia. Llega hasta mí .

-¿papi què te pasa? Comprame mi coca ya me quiero ir.
-Dame las tres y llevalas y vendelas de nuevo!

Y desde unos ojos llenos de pus el grito volvio a salir:

¡Ya me quiero ir!

Y las  botellas de coca cayeron en mis regazos.

Lecturas oníricas

 

Digamos que oscilamos

entre dicha y desdicha

casi como decir

entre el cielo y la tierra

aunque el cielo de ahora y el de siempre

se ausente sin aviso

 

las ideas se van volviendo sólidas

sensaciones primarias

palabras todavía en borrador

corazones que laten como máquinas

¿serán nuestros o de otros?

este llanto de invierno no es lo mismo

que el sudor del verano

 

el dolor es un precio / no sabemos

el costo inalcanzable de la sabiduría

 

pensamos y pensamos duramente

y una pasión extraña nos invade

cada vez más tenaz

pero más triste

 

resumiendo no somos los que somos

ni menos los que fuimos

tenemos un desorden en el alma

pero vale la pena sostenerla

con las manos /los ojos/ la memoria

 

tratemos por lo menos de engañarnos

como si el buen amor

fuera la vida

Mario Benedetti. Resumen, Biografia para encontrarme, 1995.

Ganadores del Primer Certamen Literario de cuentos cortos “Contame un cuento”

En primer lugar gracias a todos los participantes por compartir con nosotros sus hermosos cuentos. Así también a los miembros del jurado y todos aquellos que formaron parte de la organización del Primer Certamen de Cuentos Cortos “Contame un Cuento”.

A continuación, los ganadores de los primeros puestos y menciones especiales.

Ganadores de Certamen Literario de cuentos cortos

Blog de WordPress.com.

Subir ↑