En ocasión de la presentación de la obra “Sobre Andamios y Tortugas” el día 9 de Setiembre de 2016 en el Cusco, fueron estos los comentarios del Escritor y Comunicador Social Peruano Raúl Escalante, quien fue parte de la mesa de presentación en la Casa de la Cultura de Cusco.

img-20160909-wa0044

Al leer: I, After-office, II, III, IV, El 35, …la arena y mis pies, V, VI, La caja, VII, La historia de Martín, Sobre Andamios y Tortugas, u VII (el poema sobre la flor de madera que tanto me gusta); nos encontramos  con relatos y textos líricos  rebosantes de: nostalgia, vigor, esperanza, recuerdos, alegría, sueños, lluvia, sol, arena mojada,  vientos, fragancias: fragancias seguramente únicas de aquella linda tierra del Paraguay (que dicho sea de paso, aún no he tenido el grato placer de conocer); pero como decía,  al bucear por las páginas del libro “Sobre Andamios y Tortugas” el lector se topa con historias y poemas impregnados de momentos de vida, en donde las sensaciones y las percepciones del mundo se trasuntan con mucho vigor, pero sobre todo, con gran amor.

Todos los elementos que he encontrado en el libro “Sobre Andamios y Tortugas” de la destacada escritora Cilia Romero, son innatos en un alma sensible dotada de  un riquísimo, creativo, e inquieto espíritu; como seguramente debe ser Cilia, quien esta noche a tenido a bien presentaron el bello texto que ahora tengo en mis manos. Pero como decía: este libro ha sido  escrito todo con amor, y ello es lo que se nota en cada una de sus páginas; ya sean líricas, o en prosa, o  en una interesante prosa lírica.

Quiero resaltar esto hasta pecar de redundante; este libro está hecho con amor, un amor universal… espiritual; y ese amor, es a mi parecer -en esencia- el móvil de cada uno de los relatos de este libro ¡Y ojo!, hay que decirlo: hacer literatura desde el amor no es fácil ni mucho menos gratis; pues  para crear arte desde el amor hay que atravesar por centenares de inevitables tormentas, holocaustos espirituales y avenidas del caos, donde nos topamos con las cosas del mundo de la vida para conocer de cerca al dolor, a la decepción, al sufrimiento, a la frustración,  o al ángel de la muerte; y así y solo así, desde ahí, es cuando se puede producir  buenas historias –con alma-, como ha sucedido con “Sobre Andamios y Tortugas”.

Dicho esto, quiero terminar mi participación en esta parte de los comentarios, leyendo “VIII”…

Me regaló una flor de madera, dice que para que dure.

-¿Para que dure cuánto?

-Hasta que se llene de polvo

-¿Cuánto polvo?

.Todo el que necesites.

Cilia, te deseo más éxitos en tu carrera literaria y así mismo invitó a los presentes a que lean este precioso libro.

Cusco, setiembre de 2016

Anuncios