image

Gotas de lluvia pendiendo de un alambre,
de una rama, de una hoja.

Quietas,
como congeladas en el tiempo,
como sudor en la piel de las ranas.

Cae la lluvia en el monte,
mueven las hojas las gotas.
y mi cara de gotas se moja.

Huele a lluvia, a flor de coco, a viento sur y a agua que corre.
Corre el agua y en ella reposan miles de poros,
poros de agua misma que desde arriba baja y la toca de nuevo, 
suena el sonido de la caida,
de la apertura de esos miles de millones de poros,
que llenan mi cuerpo de calma.

Costa del Arroyo Yhaguy, Enero 2015

Anuncios