La Real Academia Española define la palabra “compartir” como;  repartir, dividir, distribuir algo en partes. La etimología de la palabra compartir proviene del latín “compartiri” y este de cum (con) y partire (dividir). Hoy dividimos nuestro espacio para acoger las palabras de otros, para “estar” en las palabras de otros.

El primero en ofrecernos sus palabras es Marcelo Ruiz,  Abogado por la Universidad Nacional de Asunción, compañero de pasillo en los exámenes de Derecho y en ocasiones compañero de criticas y buenos debates literarios.

Les presento su prosa;

NOCHES ETERNAS

Todos los días medito y analizo el sentimiento profundo que arrecia mi alma, soy un ingenuo en querer pretender descifrar lo grandioso del encanto de la vida.

¿Cómo expresar el sentimiento de aquél cielo infinito cuya fugaz estrella vislumbra un instante mágico y pretender descifrar esas noches cuál fulgurar de la luna ilumina, e inspira a los corazones de quienes se aman en noches eternas y en desvelos?, cómo entender esos días en el que la aurora boreal es desplazada por el alba, que arremete misteriosamente a los corazones de quien elucubra en sueños infinitos la feroz conquista de su amada, cuyas quimeras chocan terriblemente contra el muro de la realidad.

Así me pasa contigo, este sentimiento profundo en el que no encuentro justificación alguna en el que, en desvelada complicidad con la noche trato de entender como una persona maravillosa puede llenar el inexorable vacío de este desgarrado corazón, de un amor que nunca fue.

Hoy estoy aquí, acongojado pensando en tu querer, sigo pensando como apareciste en mi vida y hasta que punto cambias mi mundo por una simple tímida mirada y una pequeña sonrisa, me basta eso. Sin embargo, mi alma insaciable está de rodillas suplicando a Dios la felicidad inefable  en donde sólo tu amor saciará mi alma, ella que pide a gritos caminar juntos en la misma senda al son del latido de un sólo corazón.

Anuncios