¿España me limita el Biodisel? A bueno.. ¡no les compro jamón ibérico…! ¿Inglaterra me jode con Malvinas..? ¡Genial les cierro el mercado Argentino!. ¿Paraguay mete conciencia de que el pueblo puede más que el Gobernante de turno? Tranquilo chicos.. primero amenazas sancionadoras en Mercosur, luego los dejamos sin DAKAR.. después unas que otras trabas comerciales y de postre pedimos pasaporte si quieren entrar a mi reino.

¿Que te pasa Cristina? ¿Estas nerviosa?

Sin animo de entrar en interpretaciones machistas o feministas.. CFK es el claro ejemplo de la conducta de una mujer caprichosa que no entendió  aún que  el discurso de; “Si no haces lo que yo quiero.. No me junto mas contigo….” Terminó al dejar la infancia o la adolescencia en algunos casos mas tardíos.

La veneración constante y medieval de Cristina hacia “él” (como llama a Nestor Kirchner), los improperios hacia autoridades como el ministro de economía español al que llamó “el pelado ese” Decia; “Me quedé con la tostada atragantada”, repitiéndolo en dos oportunidades, mientras mostraba la tapa de la edición internacional del diario El País, donde estaba publicada la imagen del funcionario español. Sucesos como éste y otros, son muestras de su llamativo desequilibrio o simplemente  de su inmadurez para sopesar el cargo.

En este sentido ya el Departamento de Estado estadounidense en una ocasión, pidió a la embajada de su país en Argentina que investigara sobre la salud mental de la presidenta argentina. Cuando trascendió la información de los cables secretos divulgados por la página WikiLeaks, en los cuales calificaban a los Kirchner como “paranoicos del poder”, “ácidos”, “impermeables al consejo ajeno” e “ineptos en política exterior” entre otras muchos temas puntuales, el que más sorprendió fue el que habló sobre la salud mental y el equilibrio de la presidente Cristina de Kirchner.

Los norteamericanos no estaban equivocados en sus interrogantes y sus dudas. No hay que ser muy  perspicaz para darse cuenta que la Presidente es ciclotímica, que trasluce falta de equilibrio emocional y tiene un carácter irritable. No obstante todos estos temas, son ampliamente conocidos por la mayoría de los argentinos, inclusive el tema de la salud mental de Cristina. Desde el año 2007 ya los medios argentinos informaban a la opinión pública sobre una patología psíquica que padecía en aquel entonces la candidata presidencial, Cristina Fernández de Kirchner. 

Se sabe además, que desde hace algún tiempo, a la Sra. Cristina Fernández de Kirchner se la empezó a denominar “Reina Cristina”. Lejos de molestarse por este calificativo, parece sentirse muy a gusto con la denominación. Por supuesto, como toda reina tiene sus caprichos, algunos un tanto “modestos”, como por ejemplo copiar el modelo del vestido que lució el día de asunción a la Infanta Leticia, o esa coquetería que la caracteriza y la hace lucir espléndida con su extensa colección de zapatos. También tiene otros un poco más ambiciosos como pretender convertir toda el área que rodea a la Casa Rosada en un complejo urbanístico digno de una capital europea. Ni hablar de “Los Sauces y las extensiones en El Calafate”  Y así, sigue la lista de improperios, caprichos y vanalidades.

Claro está que todos o muchos creemos que, la Argentina es un gran país, que se merece otra dirigencia política. Cristina ha demostrado una vez más, con sus delirios y su conducta, que ella no está a la altura de un pueblo como el argentino.

Será el capricho, será la bipolaridad o  la simple inmadurez política.

Que tal si la llevamos  ver como es el reino del revés….?

Anuncios