No me agrada la idea de dedicar mis articulos a los reclamos pero cansada de ver y soportar la programación sensacionalista de los canales de televisión  SNT y PARAVISION me sentí sumamente impulsada a hacerlo. La corriente versión amarillista de sus noticias  me han generado hartazgo. Y creo no ser la única en querer decir;

¡Holaaa es bueno que sepan que esta forma de hacer televisión No es divertida!.

Estamos cansados del periodismo sensacionalista que no aporta nada. ¿Es tan dificil informar el contenido y no el continente? ¿Es tan dificil?

Aquí tenemos unos algunos ejemplos de las “noticias” que nos ofrecen;

No entiendo cual es la necesidad de esa música terrorífica de fondo cuando pasan alguna noticia policial o los efectos de imagen que incorporan a sus notas. No entiendo cual es la necesidad de dramatizar y enfatizar el dolor humano cuando les toca informar acerca de alguna desgracia. No queremos ver imágenes de cuerpos tirados ni gente en situaciones desagradables, eso no es noticia, eso es utilizar la desgracia ajena, es manipular las sensaciones de la gente y por favor sepan que esta “forma” de hacer noticia los convierte  en “sensacionalistas” y periodistas “amarillos”.

Para que quede mas claro vamos a las definiciones y a los origenes; la expresión “periodismo amarillo” fue instalada por el New York Press en 1897 para definir la política de competencia entre el New York World de Pulitzer y el New York Journal de Hearst. Ambos diarios tuvieron en forma simultánea un personaje de historieta llamado The Yellow Kid y eran señalados como sensacionalistas debido a su tratamiento y jerarquización de las noticias. Yellow tiene el doble significado; de amarillo y cobarde, lo que fue aprovechado por el New York Press para publicar un artículo titulado “We called them Yellow because they are yellow – los llamamos amarillos porque son amarillos“.

Es decir; ser amarillos queridos periodistas los hace cobardes. Cobardes por no poder llamar la atención de la audiencia por mérito propio, por no poder captar interés a travez de una información de contenido solido, original e impactante.

A quienes corresponda hago llegar mi queja y solicito amablemente que abandonen la modalidad periodística que busca generar sensaciones –no raciocinios- con la informacion noticiosa. Por supuesto que queremos noticias que nos cuenten la realidad del país y que muchas de las que nos acercan se ajustan a nuestra realidad, pero  las reacciones, emociones y SENSACIONES, por favor déjenlas a nuestro CARGO.

Por favor, abandonemos lo curioso, lo innecesario. Dejemos a un lado las noticias “livianas” de poco contenido que no aportan absolutamente nada productivo – Gracias.

Me despido con otra  interesante “informacion”

Anuncios