Oí hablar mucho sobre  El rey Alejandro III de Macedonia, conocido universalmente como Alejandro Magno o Alejandro el Grande, y remontándome a mis lecturas, conocí  la esencia de su personaje,  cuyas hazañas y méritos fueron tan importantes en el contexto de su época.

Pero esta vez tenia sed de conocer otros aspectos de la vida de Alejandro, ya conocía sobre sus batallas y sus grandes conquistas ya sabia de su pasión por el poder y por hacer conocer a los bárbaros el placer de vivir como  hombres libres me intrigaba el carácter y la vida de Alejandro.  Pero, ¿Que mas me podía contar  la historia? En mi afán por conocer entendí que como muchos personajes históricos el también sufrió (como es casi inevitable)  que su recuerdo se haya envuelto entre la realidad y la leyenda. Descubrí a un Alejandro firme como guerrero pero confuso con sus pasiones. esto me llevo a una intriga y me encontré con  un Alejandro distinto.

Fue con Joséphine Dedet y con su obra  “Roxana el ultimo amor de Alejandro Magnoen donde me encontré con rey macedonio con un cariz distinto. Esta  reconocida novelista histórica, autora, entre otros libros, de Géraldine, reine des Albanais recrea una parte de la vida de Alejandro Magno minimizada en la historia, existente en el recuerdo de unos pocos. Recrea al macedonio en medio de sus confusas pasiones y lo describe  con sólo veinte años cruzando el Helesponto. Alejandro, que solo cuatro años después es dueño de Asia Menor, las provincias de Fenicia, Siria, Etiopía y capitales imperiales persas . Avanza hacia el oriente y sitia Aornos, uno de los últimos bastiones de la resistencia y allí, inesperadamente, se enamora de Roxana, la deslumbrante hija del sátrapa de Bactriana.

Esta novela histórica relata cómo la joven Roxana, de prisionera se convierte en la amiga y la amante. Será la madre del hijo del Conquistador y lo seguirá en todas sus campañas. A través de la mirada de esta mujer enamorada viví los últimos años del reinado de Alejandro.

Esta novela, está escrita como un diario de vida de la reina, y a travez de sus paginas conocí los acontecimientos que marcaron la etapa culminante en la vida del gran macedonio y en especial los detalles de la campaña militar a la India. Pero por sobre todo, me permitió acceder a aspectos poco conocidos de la cotidianidad de Alejandro ademas de su compleja personalidad.

Me encontré con varias preguntas, ¿Por qué el macedonio era a veces cruel y en otras profundamente compasivo?, ¿qué clase de relación tenía con Hefestión?, ¿por qué le gustaba proyectar una imagen de asceta pero no dudaba entregarse a los mayores excesos? A estas preguntas, y muchas otras, encontré respuesta leyendo las memorias de una mujer de gran belleza, que supo conquistar el corazón del guerrero y transformarse en su compañera, confidente y consejera, pero que al mismo tiempo se ganó la enemistad del círculo de poder cercano a Alejandro y que finalmente sucumbió a las intrigas y traiciones de la corte.

Les recomiendo tomarse el tiempo para revivir con la lectura de este libro los últimos viajes, hazañas y victorias del Magno de la Historia y así disfrutar a   través de la narrativa que nos ofrece Josephine una fabulosa historia de amor, pasión y entrega.

Anuncios