En cada momento de nuestra vida tenemos un propósito, y a él conspira la sinergia de nuestras acciones. Hace millones de años de la existencia del género humano, dotado de la aptitud de amar, de sentirse atraído. No es posible concebir a un hombre o a una mujer incapaz de enamorarse. Pero así como cada individuo  vive de manera distinta, también tiene su manera peculiar de enamorarse y de amar.

Miguel de Unamuno decía que el amor es tarea para dos personas que sepan consagrarse la una a la otra. Creo que en este sentido todas las fases son necesarias o deseables, lo físico es deseable, lo mental para dar forma y perfil a la relación, lo emocional para proveer algo que expresar y lo espiritual para dar permanencia y absoluta solidez a toda la estructura. Edward Canperter lo definia perfectamente; “el amor es a la vez el atractivo de los cuerpos, la unión de los corazones, la simpatía de los espíritus y el acuerdo de las voluntades” Maeterlink agregaba; “La persona que amamos va tener el poder de consolarnos cuando estemos tristes, de reanimarnos cuando estemos debilitados, de trazarnos el camino de la vida, de ayudarnos. No lo tiene de ningún modo, no piensa tenerlo, pero eso no importa. Le concedemos el personaje. Eso es lo que constituye el amor”.

Y esto hace que no haya ser en el mundo que no mejore algo en su alma desde que ama a otro ser.¿Quién duda que estemos en este mundo perverso solo para amar? El amor es nuestra búsqueda primera, desde que nacemos y durante nuestro crecimiento desarrollamos la medida del entendimiento que nos hace diferenciar y amar lo bello aun cuando nadie nos ha dicho ¿en qué consiste aquello?, simplemente lo juzgamos y lo amamos de por si.

Pero como entendemos lo bello y lo separamos de lo que consideramos indeseable? He aqui la primera muestra de la razon equivocada del hombre. “Estamos mal adiestrados” y Jhon Lennon lo explica de una manera tan bella y sencilla en su “Sentido de la vida”;

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas Ah!, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto… cada uno lo va a tener que descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de tí, vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.”  Que increíble, El camino es siempre el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras lo cruzamos.

Nos dijeron tambien que “El hombre, es un animal racional”. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón. Más veces he visto razonar a un gato que no reír o llorar y el producto del mundo en el que vivo me dice que son mas los que lloran que los que ríen.. Un hombre como “animal racional” ¿no debería encontrar la formula para llegar a la felicidad de todos? Pero volvamos otra vez a Jhon Lennon que tiene la respuesta exacta a mi cuestionamiento;

Vivimos en un mundo donde nos  escondemos para hacer el amor… aunque la violencia, se practica a plena luz del día.”

La búsqueda de aprobación normalmente termina desaprobándonos. Es tan notable como nos cuesta tanto ser nosotros mismos; lo que anhelamos ser en esencia, con la libertad de nuestra propia voluntad. Vivimos para el resto, lamentablemente nos limitamos al querer del común denominador y olvidamos nuestras más francas aspiraciones.

No permitas que te desgaste la nostalgia, el amor es en sí tantas cosas, que en rigor no se sabe lo que realmente es hasta que tienes una vivencia personal y real. Solo cuando no empobrece tu vida sino la ilumina, cuando engrandece y dignifica es  cuando has  tenido una vivencia real del amor.

De ese amor que no se envanece.

Anuncios